¡Es día de piscina y todos se han puesto el bañador! A más de 40 grados de temperatura no hay quien se resista a un buen chapuzón. La alegría puede durar poco si se presentan las averías más comunes de la bomba de piscina.

Para que este triste episodio no sea parte de la historia de tus vacaciones ni la de tus vecinos, el mantenimiento debe ser la prioridad.  La bomba de la piscina funciona mejor si el agua se mantiene limpia. En este sentido, también resulta de interés que conozcas este verano cómo mantener tu piscina segura en tiempos de coronavirus.

El cuidado de tu bomba de piscina

Actualmente, las bombas para piscinas de última generación como las que ofrece ESPA poseen con controles automáticos, que evitan que éstas se dañen por completo y ahorran en consumo eléctrico. Ante cualquier señal, la bomba debe ser reparada. Así mismo, el sistema de tuberías, el cableado eléctrico y accesorios como el clorador salino, o el skimmer o boca de succión instalada en las paredes de la piscina, por ejemplo, deben revisarse con regularidad para identificar fallos mecánicos o eléctricos.

Los motores de bomba de piscina suelen tener una duración de entre 4 y 8 años. A continuación, enumeramos las averías más comunes en tu piscina que pueden terminar con la diversión este verano.

Averías más comunes de la bomba de piscina

  • Rodamientos en mal estado

Los rodamientos se encargan de sostener el eje impulsor de la bomba de la piscina de forma adecuada. Son vulnerables a los golpes, las vibraciones o la corrosión. Si el sonido del motor de la bomba no es normal, o se escucha como un zumbido, es posible que deban sustituirse los rodamientos o cojinetes. Además de este peculiar sonido, otra manera de detectar que algo anda mal, es la factura de la electricidad, que se incrementa notablemente.

Lo más frecuente es que se reemplacen ambos rodamientos, tanto el trasero como el delantero. Cada año debe realizarse el mantenimiento de los rodamientos, lubricándolos para que no acumulen óxido, especialmente cuando la piscina se pone en funcionamiento una vez al año. Los nuevos modelos de bombas de piscina ya incorporan rodamientos previamente lubricados que pueden durar hasta 4 años.

Otra forma de que los rodamientos resulten afectados ocurre cuando el cierre mecánico se daña. El agua empieza a filtrarse al rodamiento y éste termina por oxidarse.

  • Impulsor sucio:

Los impulsores, rotor o rodetes impulsan el fluido que contiene la carcasa o armazón, que es la parte que recubre el mecanismo de avance de los líquidos que se traspasan en una bomba. Normalmente, es de acero inoxidable o hierro fundido. Pueden resultar afectados por la obstrucción, si el agua que se bombea está llena de residuos grandes.

  • Turbina en mal estado

La turbina es un impulsor giratorio que facilita mover el agua a través del sistema de tuberías.  Cuando la turbina se avería, el flujo de agua filtrado baja y se pierde presión en la filtración. Es fácil darse cuenta por las salidas de agua de la piscina. Si el agua de la piscina está muy sucia y la cesta rota, se puede bloquear el giro de turbina y el  motor podría llegar a quemarse o la turbina romperse por su eje.

  • Bomba descebada durante la puesta en marcha:

Las bombas en general deben ponerse en funcionamiento con suficiente agua en su lado de succión. El cebado de una bomba implica llenar de líquido la tubería de aspiración succión y la carcasa de la bomba, para posibilitar la succión sin que queden bolsas de aire en su interior.  Algunas bombas de agua son autocebantes y no requieren  mayor cuidado en este sentido. Pero si la bomba de tu piscina no es autocebante, al ponerse en marcha debe abrirse la tapa del prefiltro y rellenar de agua hasta el máximo posible del cuerpo de bomba.

Cuando el motor funciona sin agua, se acelera el eje del motor porque no puede disminuir la velocidad. En este caso, el motor debe apagarse de inmediato para evitar daños mayores, como sobrecalentamiento tanto del motor como del cierre mecánico.

  • Cortocircuito del bobinado del motor:

Quizás por un cierre mecánico defectuoso, el agua puede filtrarse y producir un cortocircuito dentro de los devanados del motor. Esto también podría ser a consecuencia de una subida de tensión o micro cortes en la alimentación del motor durante una tormenta o por un incendio. En este sentido, se debe detener al momento la bomba. Si el bobinado de arranque se quema, será necesario volver a bobinar todo el motor, pues las bobinas están juntas.

  • Motor sobrecalentado:

El sobrecalentamiento del motor de la bomba puede terminar quemándolo. Los rodamientos averiados pueden forzar al motor, sobrecalentar los devanados y quemar las bobinas. Otra razón de sobrecalentamiento puede ser un condensador que no tiene suficiente capacidad y fuerza a la bobina de arranque. Cuando se observa dificultad en el arranque de la bomba, debe notificarse al servicio técnico de inmediato.

  • Motor quemado de forma accidental:

Muchas veces, de forma  accidental, se conecta mal una bomba de piscina de 230 voltios a las bornas de conexión o fuente de alimentación. Para evitar imprevistos debe revisarse cuidadosamente las instrucciones del fabricante. Otra causa de sobrecalentamiento y quemado de los motores ocurre cuando personas inexpertas quitan la tapa protectora del ventilador. Esta tapa proteger del giro de la hélice y regulariza el aire que entra en la hélice, dirigiéndolo al motor.

  • Cierre mecánico en mal estado:

Las bombas están equipadas con un sello mecánico, retenedor o anillos, cuya función es que la bomba selle bien. Así como aislar su parte eléctrica de la humedad. Este sello, se encuentra por detrás del impulsor y tiende a desgastarse con el tiempo. Cuando se arranca la bomba sin agua, también se avería el sello mecánico. De esta manera, se presenta un fuga de agua que oxida el rodamiento del motor. Además, la pérdida de agua en la bomba puede vaciar una piscina si la bomba está más baja que la piscina. Al arreglar un problema de cierre mecánico en mal estado, también se soluciona muchas veces este inconveniente.

No dejes que las averías más comunes de la bomba de piscina te pillen este verano. En Apelsa te ofrecemos un servicio integral y atención personalizada en la instalación, mantenimiento y reparación de tu bomba de piscina. Consulte sin compromiso el presupuesto para atender sus necesidades y proyectos a través de 954 356 939 o de nuestra página web http://apelsa.es/