Nuestro jardín puede embellecerse enormemente con una fuente de agua decorativa. Te ofrecemos algunos sencillos consejos para el mantenimiento y limpieza de tu fuente de agua para jardín.

Desde mejorar el aspecto del paisajismo hasta atraer vida, las fuentes de agua para jardín proporcionan múltiples beneficios. La fuente de agua para jardín es un elemento decorativo que, por lo general, emplea una bomba o grupo de presión en su parte inferior para recoger el agua que vierte la fuente y expulsarla nuevamente haciendo circuito.

Mantenimiento y limpieza de tu fuente de agua para jardín

  1. No dejes la bomba de tu fuente de jardín fuera del agua

La bomba de tu fuente de jardín siempre debe estar sumergida en el agua. La cantidad de agua que posee la fuente dependerá del clima y la humedad. Si el agua de la fuente se evapora fácilmente, debemos tener cuidado de agregar suficiente.

  1. Limpia la bomba de tu fuente de forma regular

La bomba es la base del funcionamiento de tu fuente de jardín. Las hojas, la tierra o arena, o cualquier otro tipo de suciedad pueden afectar  la bomba. Por lo que es importante asegurar su remoción mediante la limpieza de la bomba de la fuente.

Una vez al mes, limpia la bomba de la fuente. Debes sacarla y limpiarla usando una esponja de tela. Remueve también la cubierta de la bomba para limpiar su interior. Usa un cepillo de dientes para remover la suciedad de zonas pequeñas.

  1. Supervisa el funcionamiento de la bomba de tu fuente

La mayoría de las bombas para las fuentes decorativas son bombas de agua para acuario.  Suelen funcionar durante largos periodos de tiempo y de forma ininterrumpida.

Sin embargo, en el caso de las fuentes de agua de jardín recomendamos ponerlas a funcionar  cuando nos encontremos en casa. De esta forma podremos supervisar cómo funciona.  También es cierto que la fuente debe mantenerse encendida lo más constantemente que se pueda para evitar alterar su mecanismo y mantener el agua en movimiento.

  1. Mantenimiento especial de fuentes de agua para interiores

Si tu fuente de agua se encuentra en el interior de tu vivienda, emplea agua destilada para prevenir la acumulación de algas. Agrega regularmente un producto para el cuidado de la fuente. Esto también evitará la proliferación de algas y la acumulación de suciedad.

Parte del cuidado de tu casa o jardín incluye el mantenimiento regular de las fuentes decorativas de agua. Además de garantizar su aspecto embellecedor, limpiar las fuentes de agua nos ahorrará problemas a futuro y alargará la vida de la instalación.

En Apelsa te acompañamos en tu sueño de tener una fuente decorativa en casa y te ayudamos a mantenerla en perfecta condiciones. Contáctanos a través de 954 356 939 o de nuestra página web http://apelsa.es/ o visita nuestro catálogo oficial de suministros ESPA.