Al disfrutar de la piscina, muchas veces comprobamos que el nivel de agua ha bajado. El calor del verano incide en su evaporación pero ello no debería causar un notable descenso del agua. Entonces, es necesario conocer por qué tu piscina pierde agua y cómo evitarlo.

¿Cómo detectar una fuga de agua en tu piscina?

Las altas temperaturas no deberían evaporar más de medio centímetro de agua por día. Eso implica una pérdida de 2 a 3 cms de agua a la semana aproximadamente. Por ello es fundamental entender si realmente la piscina está sufriendo una fuga. No solo se trata de evitar gastar más sino de pensar en la importancia del ahorro de los recursos hídricos.

Podrías efectuar una marca en la pared para observar su nivel por tres días consecutivos. También existe la opción de colocar al lado de la piscina un cubo con agua. Ello permitirá observar si el nivel de agua desciende igual en la piscina que en el cubo.

Hay una fuga en la piscina

Si efectivamente tu piscina sufre una fuga de agua podría deberse a múltiples factores. A continuación, detallamos algunas de las posibles causas de por qué tu piscina pierde agua y cómo evitarlo:

  1. Fisuras en el vaso de la piscina: ocasionadas por el paso del tiempo, el agua del interior y la fuerza de empuje de la tierra exterior.
  2. Daños hidráulicos: producen las fugas más comunes. Se trata de averías en el circuito de filtración y bombeo, de llenado y vaciado de la piscina. Reparar este tipo de fugas requiere de la revisión detallada del filtro, las tuberías, las válvulas, entre otros. Esta revisión debe hacerse con la depuradora encendida.
  • Si la fuga ocurre con la depuradora encendida,podría tratarse de daños en el piezas circuito de impulsión como tuberías.
  • Si la fuga es menor con la depuradora encendida, la avería podría estar en sistema de extracción. Es decir, en los skimmers, sumideros, entre otros. Otra manera de comprobarlo es revisar la presión del filtro y los niveles de la bomba.
  • Si la fuga es igual con la depuradora encendida o apagada, podrían tratarse de una fisura en el vaso de la piscina.

Reparación de las fugas de piscina

Tanto la detección como la reparación de las fugas en las piscinas deben llevarse a cabo por especialistas. Ello permitirá obtener mejores resultados y menos pérdida de tiempo en la solución del problema.

En Apelsa te ofrecemos un servicio integral y atención personalizada en la instalación, mantenimiento y reparación de tu piscina. En especial si se trata de daños hidráulicos. Consulte su avería con nuestros expertos y obtenga un presupuesto personalizado para atender sus necesidades a través de 954 356 939 o de nuestra página web http://apelsa.es/