Un regulador automático de pH controla y dosifica, de forma automática, los niveles óptimos de pH en el agua de la piscina. Pero ¿por qué usar un regulador automático de pH en tu piscina?.

Los reguladores automáticos de pH son capaces de analizar los parámetros del agua. De esta manera, identifican si el nivel de pH no es el adecuado. Los correctores de pH líquidos actúan hasta lograr el retorno del balance. Su acción varía según la temperatura, el uso, el tipo de agua, entre otras características de la piscina.

La comodidad en el control del pH de tu piscina

Los dosificadores de pH que se emplean en piscinas privadas o domésticas suelen estar colocados en única posición o modalidad.  Por ello, será necesario cambiar de modo manual la opción en función de lo que se requiere. Es decir, si el dosificador se encuentra en “subida de PH” y se requiere bajar el nivel de pH del agua porque está alto, tendremos que cambiar a la función “bajada de PH”. Así, se podrá lograr equilibrar los parámetros.

Un regulador automático de pH ofrece comodidad, al evitar que se tenga que realizar el control manual de sus opciones. El propio equipo se encarga de la regulación de forma automática.  La comodidad en el control del pH de tu piscina permite el disfrute a plenitud y evitar preocuparse por el mantenimiento.

El regulador automático de pH puede usarse en piscinas con sistema de desinfección por productos químicos. Pero también en aquellas piscinas con sistema de desinfección mediante cloración salina. En este último caso, el control de pH automático se suma a la comodidad de usar un clorador salino automático como Resilience de Magen-ecoenergy, , que dispone de un sistema de electrónica digital avanzada e instalación simple en una misma unidad.

En piscinas climatizadas es recomendable controlar y monitorear los niveles de pH y cloro, así como emplear el método de la cloración salina.

Un aliado junto a la cloración salina

Es recomendable el uso de un dosificador automático como la bomba de pH Orion Compact, que es rápida y precisa. En piscinas con electrólisis salina, el pH suele subir un poco más rápido. Por lo que usar un controlador de pH es muy recomendable.

Orion Compact es un dosificador y controlador de pH con total resistencia a los ataques químicos. Trabaja automáticamente y de forma precisa. Es válido tanto para dosificación de ácidos como para bases y se puede ajustar en función de las necesidades.

¿Ya sabes por qué usar un regulador automático de pH en tu piscina? Visita nuestra sección Tienda en la que podrás encontrar estos y otros productos ideales para el mantenimiento de tu piscina.