marzo 4, 2022

Todo lo que puede hacer por tu comunidad el renting de grupos de presión

Muchas viviendas desconocen que la presión del agua no está regulada de forma correcta. En edificios con mucha altura, la presión baja del agua es uno de los problemas más comunes, del que tampoco se libran las viviendas unifamiliares.

Quizás has notado que la presión del agua es poca en tu casa u oficina y ello promueve un sinfín de  inconvenientes e incomodidades. En algunos casos puede incluso ser un obstáculo para la realización de tus actividades diarias.  En este artículo  te contamos todo lo que puede hacer por tu comunidad el renting de grupos de presión.

Los problemas de presión del agua

Los grupos de presión están diseñados para desplazar grandes cantidades de líquido, de un lugar a otro, cuando no es posible su traslado natural.  De esta forma, estos equipos incrementan la  presión, velocidad y altura del desplazamiento del líquido. Para ello emplean una o varias bombas hidráulicas, que proporcionan la potencia necesaria para absorber el líquido desde el depósito en el que se encuentra. Un presostato mantendrá la presión para que se lleve a cabo el desplazamiento.

Por la complejidad de su funcionamiento y de los elementos que los integran, los grupos de presión de agua pueden presentar múltiples problemas con frecuencia. Estos inconvenientes pueden ocasionar que la bomba no arranque o se detenga, que el agua no se traslade con la fuerza y la velocidad que se requiere, que el grupo de presión no absorba agua suficiente o que incluso produzca ruidos molestos.

Descubre más acerca de la importancia del mantenimiento preventivo de los grupos de presión en tu comunidad.

Averías de las bombas que ocasionan problemas de presión

A continuación enumeramos algunas de las más relevantes:

Perforación de la membrana de la hidroesfera o tanque hidroneumático

Una hidroesfera se usa como depósito de agua para que la bomba no arranque y pare continuamente. La perforación de la membrana que se encuentra en su interior puede detectarse porque la bomba arranca y para. Puede solucionarse al cambiar la membrana o en algunos casos toda la hidroesfera. Esta avería puede evitarse al colocar un compresor que regule la presión del equipo.

Sonda de nivel dañada

La sonda de nivel identifica cuando el nivel de líquido alcanza una cantidad suficiente. Entonces el grupo de presión deja de funcionar. Si la sonda de nivel se daña, el equipo no parará nunca por sí solo y puede quemarse.

Desajuste del presostato

Un desajuste en el presostato influye en la regulación de la presión de la bomba al arrancar y al parar. Para solucionarlo éste debe colocarse en su posición original.

Fugas o pérdidas de agua

En cualquier parte del sistema del grupo de presión pueden aparecer  fugas o pérdidas de agua. La bajada y subida de la presión puede originar estas fugas habitualmente. Los reductores de presión evitan subidas y bajadas de presión. Las fugas o perdidas de agua son un riesgo para los grupos de presión porque éstos no pueden detectarlas y siguen funcionando. Ello puede causar daños al sistema.

Problemas eléctricos

Las conexiones eléctricas de un grupo de presión pueden desconectarse o separarse por muchos motivos. Ello puede deberse al tiempo y el uso. Es preciso que un profesional cualificado abra el sistema y lo reconecte.

Acumulación de aire en grupo de presión

Algunas veces se comete el error de instalar a menos de un metro de la bomba la válvula de retención. Ello conduce a una acumulación de aire, que hace que la bomba pierda potencia y el agua no se impulse como debería.

Avería  del condensador

Si el condensador se avería, el equipo de presión  no producirá la presión requerida y no funcionará correctamente.  El condensador debe cambiarse por uno nuevo en este caso.

Problemas con la válvula de presión

Debe comprobarse la válvula al girarla y observar cómo varía la presión del agua. Si no mejora, En caso de que no se produzca ningún cambio, la válvula esté averiada y deba ser sustituida.

Renting de grupos de presión para tu comunidad

Apelsa, con 30 años de experiencia  en el sector del bombeo, ofrece a sus clientes la modalidad de adquisición de grupos de presión para la vivienda plurifamiliar, mediante la ya conocida fórmula de renting de equipos.

El renting de un grupo de presión para tu comunidad tiene muchos beneficios:

  • Consiste en pequeñas cuotas mensuales para la comunidad. Por lo que no se penalizan las cuentas de la comunidad de vecinos, y se garantiza un servicio de calidad.
  • Incluye el equipo de presión óptimo para dar un servicio eficiente y de calidad, las piezas de sustitución en caso de avería y el servicio de atención de averías 364 días del año durante la vigencia del contrato.
  • El equipo estará mantenido y funcionando de forma correcta las 365 días del año.
  • Esta modalidad permite adquirir el equipo de presión con una financiación a 1 año a interés 0% (30% del importe al formalizar el contrato, y 12 cuotas del resto sin intereses). La condición es mantener el contrato de mantenimiento por 1 año.

Olvídate de los problemas de presión del agua en tu comunidad ¡Y preocúpate solo de abrir el grifo! Contáctanos al 954 35 69 39 o visítanos en la Calle Automoción, 27. Visite nuestra web http://www.apelsa.es  y solicite presupuesto sin compromiso.

Leave A Comment