Las bombas sumergibles son grupos de presión que permiten achicar de diversas superficies tanto aguas limpias como aquellas cargadas de residuos, y que funcionan cuando se encuentran sumergidas en parte o totalmente bajo el nivel del agua, como la bomba sumergible SATURN4 02 09M. Pero conoces ¿cómo usar una bomba sumergible de forma segura?

En este post abordamos algunas recomendaciones generales de seguridad para operar este tipo de bombas sin riesgos. Siempre consultar el manual del fabricante.

Antes de emplear la bomba sumergible

Al iniciar un trabajo en el que se utilice la bomba sumergible, debe leerse con detalle el manual del fabricante y atender las indicaciones. Será esencial entender cómo funciona el interruptor y la palanca. También conocer cómo detener el motor con rapidez, cuándo puede ser usado el equipo y qué limitaciones presenta. Deben leerse las señales de advertencia que se encuentran en la propia máquina.

El mantenimiento, reparación o modificación de la bomba sumergible deberá ser efectuado por personal especializado.

Es preciso no usar la máquina si se identifica alguna avería durante el uso o en la revisión que se hace antes de usarla.

Cómo usar una bomba sumergible de forma segura

El uso indebido de una bomba sumergible puede acarrear varios riesgos importantes que deben prevenirse. Algunos de ellos son las caídas, daños al equipo, rotura de la manguera, contacto eléctrico o con productos corrosivos e incendio. Te ofrecemos algunos consejos para evitar riesgos o prevenirlos:

  • Para prevenir caídas a distinto nivel, deben tenerse en cuenta la realización de otros trabajos simultáneos, la presencia de huecos o zanjas, obstáculos, hielo o suciedad, entre otros.
  • Antes de utilizar el equipo, debe conocerse cuál es la composición del líquido a achicar. Estas bombas están fabricadas para evacuar aguas tanto limpias como con residuos sólidos. Sin embargo, debe evitarse usarla para bombear líquidos distintos al agua, como aceite, disolventes orgánicos, químicos corrosivos o inflamables. También debe evitarse que al achicar puedan entrar a su sistema grandes porciones de tierra u objetos extraños.
  • Es importante evitar bombear agua a más de 40 ºC.
  • Tampoco es recomendable usar el equipo cerca de almacenes de materiales inflamables.
  • Deben usarse mangueras y conexiones del tamaño adecuado, de acuerdo a la presión, caudal de trabajo y grado de resistencia física. Es aconsejable usar mangueras de menor longitud para minimizar el número de dobleces.
  • Es mejor prescindir del uso de presillas, alambres o elementos similares para acoplar las mangueras. También deben mantener las mangueras desenrolladas y lejos del calor, agua o aceite, objetos o muebles con aristas u objetos móviles. Evitar que el extremo de la manguera se sumerja.

Más recomendaciones

  • Al conectar el equipo a la corriente, debe verificarse que coincidan la tensión y la frecuencia con las que indican sus características. Si la bomba se conecta a un grupo electrógeno, debe comprobarse que la potencia suministrada por éste, sea superior a la potencia máxima que consume la bomba. La conexión eléctrica debe efectuarse por clavijas estancas de intemperie.
  • Deben evitarse las conexiones directas o el uso de adaptadores. También es preciso verificar que el punto de alimentación eléctrica cuenta con interruptor diferencial de alta sensibilidad (30 mA), interruptor magnetotérmico y base con toma de tierra. Si se usan alargaderas, comprobar que son adecuadas y poseen cable de tierra.
  • Para evitar dañar el equipo, debe transportarse mediante el asa dispuesta para tal fin. Evitar mover la máquina por el cable, arrastrarlo o desenchufarla.
  • Los técnicos o personal que use la bomba deben emplear ropa de trabajo adecuada con puños ajustables. Deben evitar el uso de colgantes, cadenas, o ropa suelta, etc. De igual forma, deben usar equipos de protección individual.
  • La bomba no debe utilizarse si está suspendida en el aire. Debe comprobarse además que se encuentra en posición vertical y no voltearla mientras se está achicando. Nunca usarla en seco.
  • Si la bomba se obstruye con algún residuo, debe detenerse y desconectarse para limpiar la suciedad. Nunca introducir manos o herramientas de trabajo mientras esté funcionando.
  • Ante la percepción de algún ruido que no sea normal o vibración excesiva, la bomba debe detenerse. No usar la bomba hasta que sea revisada por un técnico especializado. No volverla a poner en marcha hasta no haber solucionado el problema.
  • La bomba no debe tocarse durante su funcionamiento ni inmediatamente después hasta que se haya enfriado. Mientras esté funcionando no debe abandonarse el equipo y antes de sacarla del agua debe apagarse y desconectar el cable eléctrico de la toma.
  • Después de cada uso, se recomienda lavar la bomba con agua limpia para retirar la suciedad acumulada durante su funcionamiento.

En Apelsa somos especialistas en ofrecer un servicio integral y atención personalizada en la instalación, mantenimiento y reparación de grupos de presión de agua o bombas de agua y lo referente al bombeo y distribución de fluidos. Consulta el presupuesto para atender sus necesidades a través de 954 356 939.