Seguro que tienes claro que las piscinas poseen un sistema de filtración que garantiza el mantenimiento del agua. Mantener el agua limpia, sin algas ni bacterias, requiere de algo más que un filtro y una bomba de agua. En este artículo dejamos claro porque la filtración correcta de tu piscina no es cualquier cosa.

¿Sabes cómo funciona la depuración de tu piscina?

El filtro y la bomba de agua son las claves de la depuración de tu piscina.

  1. Al ponerse en funcionamiento, la bomba, por lo general autocebante, se llena de agua usando un motor para girar la turbina. El agua de la piscina es aspirada mediante el skimmer y el sumidero y entra en la cámara de vacío o carcasa de la bomba.
  2. Al llegar al depósito que contiene el filtro, el agua recibe un tratamiento de depuración. Por lo general los filtros suelen ser de arena; son naturales y requieren poco mantenimiento. Existen también los filtros de cartucho, hechos por el ser humano y que deben mantenerse cada 7 días, y los filtros de diatomeas, microorganismos fosilizados que funcionan como esponjas para atrapar los residuos y que se usan en piscinas de mayor tamaño y uso.
  3. Los residuos o impurezas quedan retenidos en un lecho filtrante. Un difusor suprime también las burbujas de aire.
  4. El agua retorna a la piscina limpia. El ciclo termina cuando toda el agua de la piscina ha pasado por el filtro.

A tomar en cuenta para la filtración de tu piscina

Como hemos dicho, la filtración correcta de tu piscina no es cualquier cosa. No solo se trata de instalar un filtro y una bomba de agua. Una serie de factores inciden en la calidad de la depuración o el filtrado del agua:

  1. Temperatura del agua y del ambiente: cuando la temperatura del agua y del ambiente es mayor, mayor será la necesidad de filtrar el agua por más tiempo. Se recomienda en este caso usar un filtro de arena, que tienen una vida útil de unos 5 años.
  1. Cantidad de personas que se bañan en el día y condiciones ambientales (horas de sol, lluvia, viento): si la cantidad de personas que usan la piscina es considerable o el agua se ve expuesta a condiciones ambientales intensas, se aconseja poner en funcionamiento el filtro al menos dos veces al día y distribuir las horas de filtrado en 2 o 3 ciclos.
  1. Volumen del agua de la piscina: debemos conocer el cálculo correcto del volumen de agua de la piscina para disponer de un filtro con la capacidad adecuada y correspondiente.
  1. Propósito de la piscina: esto no es más que la funcionalidad de la piscina o para qué se usa. Estaremos todos de acuerdo en que no es lo mismo una piscina en chalet privado que una piscina olímpica. Es importante estar conscientes de si su uso será diario o esporádico, si se encuentra en un jardín, en interiores o exteriores. Ello permitirá también determinar cuántas impurezas afectarán el agua. También podremos identificar si el sistema de filtración requerirá trampa simple o doble, o si será simple o complejo.
  1. La potencia de la bomba de agua: la bomba tiene un papel primordial en el mantenimiento de las piscinas, además de la incorporación de los productos de desinfección o la instalación de un sistema de cloración salina. Es la potencia de la bomba lo que garantiza que el agua sea succionada y trasladada al depósito. El tiempo de duración del ciclo dependerá de la capacidad del filtro y también de la potencia del motor.  Aproximadamente un ciclo en piscina comunitaria no excede las 8 horas.
  1. Mantenimiento adecuado del filtro: el filtro requiere de mantenimiento según sea su tipo. La mayoría de los filtros deben lavarse con agua a contra corriente. Aún así en el caso de los filtros de diatomeas y arena deben revisarse con frecuencia para observar si deben ser reemplazados o necesitan mantenimiento. Los valores del manómetro que garantiza la presión podrán indicar o no si hay saturación de residuos. La frecuencia de uso de la piscina es la clave para saber si el filtro requerirá un mayor mantenimiento.

Recomendaciones para el mejor filtrado de tu piscina

  1. Puede usar el agua residual con concentración de cloro que no supere los 3 ppm, para regar su jardín o césped.
  2. Al hacer mantenimiento al filtro, también limpie la canastilla, el prefiltro y los accesorios.
  3. No conecte la bomba y el sistema de filtrado usando alargaderas.  Hágalo directamente a tomas en pared.
  4. Espere a que la bomba se detenga para hacer el mantenimiento de los filtros o la válvula.
  5. Ayuda al sistema de filtración reduciendo las impurezas al usar un robot limpiafondos
  6. Es posible hacer la depuración de la piscina mientras hay personas usándola. De hecho es recomendable que la piscina se use cuando el agua se está filtrando.  Así la piscina se mantiene limpia mientras se usa.

Porque la filtración correcta de tu piscina no es cualquier cosa, en Apelsa te recomendamos Filterkit Plus, un filtro de arena ESPA con válvula lateral de 6 vías fabricado en polipropileno resistente a agentes químicos y atmosféricos. Incluye manómetro y purga de aire, así como tapa transparente para inspección visual de su interior. Disponible desde Ø 520 a 760 mm para piscinas con un volumen de agua hasta 176 m3. Para encontrar éste o más productos para el mantenimiento de tu piscina, visita nuestra tienda online www.apelsa.es/tienda