En el mercado existen diferentes tipos de bombas para distintos usos. En ocasiones sus denominaciones son sinónimos para una determinada función. Este es el caso de las bombas de trasvase. Las bombas para vaciar y trasvasar son por lo general bombas sumergibles, motobombas, o bien bombas de superficie para achique y trasvase de líquidos. A continuación todo lo que debes saber acerca de las bombas de trasvase.

La bomba de trasvase transfiere un líquido de un contenedor o lugar a otro. También se llaman bombas de trasiego. El líquido a trasvasar puede ser agua, pero bien podría tratarse de  gasolina, aceite, sustancias químicas, u otros.

Funcionamiento de una bomba de trasvase

Para lograr trasvasar un líquido, la bomba produce una diferencia de presión que atrae al líquido. A medida que la presión cambia el líquido se transfiere o se mueve de un lugar a otro.

Pero todo ello depende también del tipo de líquido a trasvasar. Para el trasvaso de agua se requerirán bombas sencillas pero si los líquidos son más viscosos la bomba debe ser un más compleja.

Lo que sí es definitivo, es que las bombas de trasvase funcionan con la ayuda de una fuente de alimentación, por lo general eléctrica. Aunque también las hay manuales.

En todo caso si se requiere adquirir una bomba de trasvase debe considerarse el tipo de líquido a trasvasar y su viscosidad, así como la distancia entre la bomba y los lugares que se van a trasvasar.

Diversos usos de una bomba de trasvase

Las bombas de trasvase suelen tener diversos usos. El más común es funcionar como una bomba de achique, es decir, permiten eliminar o achicar el agua de sótanos o garajes inundados, por ejemplo. En este caso las bombas de trasvase deben ser bombas de agua sean sumergibles o de superficie, que solo han sido creadas para trasvasar agua.

Sin embargo, estas bombas también tienen otras aplicaciones. También suelen emplearse para trasvasar otro tipo de fluidos como el aceite y la gasolina.  Para ello la bomba debe ser la adecuada, es decir debe poseer manómetros que facilitan la observación y el monitoreo  del trasvase y estar elaborada con materiales anticorrosivos que eviten su deterioro.

Por otro lado, las bombas de trasvase podrían ser empleadas también  para el riego de cultivos o para llevar agua a los rociadores de un jardín.

Tipos de bombas de trasvase

Además del tipo de líquido a  transferir y de su uso, las bombas de trasvase pueden clasificarse en: bombas de trasvase manual y bombas de trasvase eléctricas. Tal como explicamos más arriba de acuerdo a la fuente de alimentación o aquello que permite que funcione.

Por lo general, la bomba de trasvase manual permite trasvasar pequeñas cantidades de líquido. Poseen un diseño sencillo y son usadas en el entorno doméstico.  Esta puede ser una bomba de sifón manual, que se trata de un tubo al que viene adjunto a una bomba de aspiración pequeña. En este caso, al bombearla varias veces se logra que el líquido salga por el tubo. Para facilitar la labor, el contenedor que recibe el líquido debe quedar por debajo del líquido a trasvasar. O bien también podría ser bomba de trasvase de palanca y Bomba de trasvase rotatoria, que suelen usarse en bidones con líquidos de baja viscosidad, como aceite, gasoil o gasolina. Finalmente, también podemos encontrar  bombas de trasvase de manivela rotatoria, que a diferencia de las anteriores, posibilitan transferir mayor cantidad de líquido por minuto.

En el caso de las bombas de trasvase eléctricas pueden usarse para distintos tipos de fluidos. Desde agua hasta productos químicos. También reciben el nombre de bombas autocebantes o electrobombas autoaspirantes. Se usan tanto en el ámbito doméstico como en el industrial, porque permiten trasvasar grandes cantidades de líquido en poco tiempo.

Consejos al usar bombas de trasvase

Ahora que conoces todo lo que debes saber acerca de las bombas de trasvase te ofrecemos algunas recomendaciones para su uso adecuado y seguro:

  • Al usar la bomba de trasvase con productos químicos, limpia la bomba y sus mangueras después de cada utilización. Los residuos podrían corroer la bomba con el tiempo pero también generar problemas de seguridad por la acumulación de vapores nocivos.
  • El trasvase de productos químicos y sustancias peligrosas debe hacerse con cuidado para evitar riesgos por intoxicación y problemas de salud.
  • Identifica qué uso le darás a tu bomba de trasvase. Adquiere aquella que pueda usarse para tal fin y no la emplees para un trasvase distinto o más exigente.
  • Asesórate antes de adquirir una bomba de trasvase acerca de cuál de los tipos existentes es el más adecuado para cubrir tus necesidades.
  • Te invitamos a leer además nuestras recomendaciones para usar una bomba sumergible de forma segura.

En Apelsa ofrecemos a empresas y negocios asesoría en la venta, reparación y mantenimiento de equipos de presión y bombas de agua, de acuerdo a sus necesidades. Somos especialistas en ofrecer un servicio integral y atención personalizada en lo referente al bombeo y distribución de fluidos. Consulta el presupuesto para atender sus necesidades a través de 954 356 939.