A partir de septiembre oficialmente esperamos que inicien los días de lluvia. Si eres de los que estás a favor de las acciones sostenibles y también buscas nuevas formas de ahorrar, este artículo es para ti. Te explicamos cómo usar el agua de lluvia recuperada en tu vivienda.

Recuperar el agua de lluvia puede ser una importante fuente de litros de agua potable para tu vivienda. Se trata de agua gratis, que literalmente nos cae del cielo, y que puede sernos de mucho utilidad con un mínimo tratamiento e inversión.

¿Qué esperar del agua de lluvia?

Aunque se trata de agua en estado puro, y sin contener cal ni cloro, el  agua de lluvia no puede considerarse potable, en especial si vives en una ciudad. La contaminación del aire, por más mínima que sea, ensucia el agua al estar en contacto con la atmósfera. También el propio contacto con las superficies de recolección puede contaminar el agua de lluvia. En las zonas rurales, los principales contaminantes suelen ser orgánicos pero pueden resultar también nocivos para la salud de las personas.

Por todo ello, el agua de lluvia debe emplearse en su mayoría para usos distintos al consumo humano.

Los diversos usos del agua de lluvia

El agua de lluvia puede utilizarse para distintos usos, permitiendo un ahorro importante en el consumo y mejorando nuestra relación con el medio ambiente. Enumeramos a continuación algunos de sus usos más comunes:

  1. En el llenado de piscinas

Si tienes una piscina en casa, el uso de agua de lluvia para su llenado o rellenado es una excelente opción. Dado que se requiere una importante cantidad de agua, requerirás de un depósito de tamaño importante para recuperar el agua. Pero siempre debes tener en cuenta que el agua que se integre a la de la piscina necesita filtrarse en su propio sistema, También toma en cuenta medir el nivel de pH y cloro, para nivelarlo de la forma adecuada.

Otra recomendación es que antes de rellenar el agua de tu piscina, uses el agua de lluvia en los otros usos de tu vivienda, que a continuación detallaremos.  Esto responde también a que en esas tareas la cantidad de agua que destinamos es menor.

  1. En la limpieza

El agua de lluvia es perfecta para hacer todas las labores de limpieza. Desde fregar el suelo hasta lavar el coche. Ello además supone un ahorro en consumo de agua de hasta 1000 litros cada año.

  1. En la lavadora

La lavadora es de los electrodomésticos que más gasta tanto en electricidad como en el uso del agua potable. Al usar agua de lluvia, podría alcanzarse un ahorro de 3.600 litros al año.  La mayor parte de las veces el lavado es diario o incluso varias veces al día.

El agua de lluvia  es además recomendable para lavar la ropa puesto que no contiene ni cal ni cloro.  Además de mejorar el propio lavado y usar menos jabón por tratarse de agua blanda, permitirá alargar la vida útil de la lavadora y evitar las averías que causa la acumulación de cal.

  1. En el llenado de las cisternas de váter

Después de la lavadora, tirar de la cadena del váter es de las cosas que más consume agia potable. Estamos hablando de unos 9L de agua potable en cada oportunidad y unos 8.800 litros de agua al año. Si usamos agua de lluvia el ahorro será realmente considerable. Al igual que con la lavadora, alargaremos la vida útil del váter ya que el agua pluvial no contiene cal.

  1. En el regadío de jardines y huertos

Como ya hemos comentado, al no contener cal ni cloro, el agua de lluvia es perfecta para el riego, tanto de jardines como de huertos. De hecho es la mejor opción para mantener nuestras plantas en el mejor estado posible. Sin embargo, como sucede con la piscina se requieren grandes cantidades de agua para poder regar. Un buen depósito y, en el caso de los huertos, un buen sistema de riego por goteo  puede hacer con mucho una gran diferencia en ahorro.

¿Cómo recolectar el agua de la lluvia?

Sistema de recuperación de agua de lluvia

Sistema de recuperación de agua de lluvia

Todos podemos recolectar agua de lluvia con un mínimo de esfuerzo, tiempo e inversión. Y como hemos visto vale mucho la pena intentarlo. Para recuperar el agua pluvial, necesitarás en primer lugar una cubierta o área de recogida limpia y en buenas condiciones.  Luego deberás instalar un sistema de canales para llevar el agua de lluvia al sistema de filtración. El agua de lluvia se almacenará en un depósito que, como hemos comentado, deberá ser proporcional al tamaño requerido para el almacenaje. Finalmente, se requerirá instalar un grupo de bombeo o presión para extraer el agua del depósito.

Puedes consultar también la guía sobre la recuperación de agua de la lluvia creada por Aqua España, Asociación Española de Empresas del Sector del Agua que promueve las buenas prácticas en el uso del agua.

Inicia tu proyecto para recuperar el agua de lluvia

En Apelsa te invitamos a contribuir con el valor incalculable del abastecimiento de agua recuperando el agua de lluvia. Ofrecemos a comunidades y empresas asesoría en la venta, reparación y mantenimiento de equipos de presión y bombas de agua, de acuerdo a sus necesidades.

Somos especialistas en ofrecer un servicio integral y atención personalizada en lo referente al bombeo y distribución de fluidos. Diseñamos estructuras y realizamos el cálculo de bombeo, así como de toda la ingeniería necesaria para tus proyectos. Consulte sin compromiso el presupuesto para atender sus necesidades a través de 954 356 939.